Limpieza Facial Profunda

Consiste en un limpieza profunda de la piel de la cara (del cutis). Se realizan extracciones de puntos negros, puntos blancos, comedones y pústulas.
 
Se aplica una máscara descongestiva y luego una máscara diferente para cada tipo de piel. También se realizan topicaciones con ácidos y se nutre e hidrata la piel por medio de un masaje con cremas y emulsiones adecuadas a cada caso.
 
Con las limpiezas de cutis exfoliamos la capa superficial y quitamos las células muertas, quedando la piel más trasparente, traslúcida y obligando a la formación de nuevas células.
 
Se espera que la piel del rostro adquiera un aspecto más trasparente, traslúcido, limpio y lozano. De esta manera la piel se verá sana, fina y no grasa.
 
Se aconseja hacerse en forma periodicas sesiones que varian de acuerdo al grado de suciedad del cutis y al grado de grasa de la piel. En líneas generales pueden ser realizadas cada 30 o 60 días.

MENU